El pasado viernes 12 de octubre abrió sus puertas al público el Museo constituido por la obras donadas por el coleccionista Mariano Bellver Utrera (Bilbao, 1926) residente desde su adolescencia en Sevilla. La muestra consta de más de quinientas piezas, especialmente de pintura costumbrista sevillana del siglo XIX, aunque también existen piezas de cerámica dentro del extenso catálogo de artes suntuarias.

La muestra tiene el valor añadido del continente, una antigua casa palaciega sevillana restaurada a lo largo de los siglos en la que nos llaman poderosamente la atención los revestimientos cerámicos de sus zócalos y techos, datados entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Son producción en azulejos de arista de las afamadas fabricas trianeras de la época, fruto del resurgir cerámico promovido por los industriales y artesanos de los barros vidriados bajo la sabia dirección de José Gestoso.

Enhorabuena a todos los amantes del arte y de la cerámica, pues de ambas podrán disfrutar en este espacio expositivo.

Martín Carlos Palomo García

PULSAR EN LA FOTOGRAFÍA PARA VER GALERÍA