Alfareros de Triana: Alfonso Alberdi

Abr 1, 2019 | 0 Comentarios

“Abre la puerta al tejar que entren los alfareros y hagan toritos de barros con su gracia y su salero”. Francisco Palacios Ortega, El Pali.

El término alfarero deriva del vocablo «alfahar» y este del árabe al-fahhar, es decir “el que hace (ero) vasijas de barro”. Es una profesión ligada íntimamente al barrio de Triana, puesto que la vega del río Guadalquivir ha suministrado desde tiempos remotos la materia prima para fabricar todo tipo de cacharros y también los magníficos pigmentos para decorarlos. Las referencias bibliográficas al respecto también nos informan que siempre ha habido en Triana un gran número de alfareros y talleres que alcanzan su mayor desarrollo técnico y estilístico al final del siglo XIX y principios de XX, mientras se preparaba la exposición iberoamericana del año 1929. Después de esta fecha y sobre todo, a partir de los años 40, con la precariedad de la postguerra y la competencia levantina, los alfares trianeros inician un proceso de regresión que se acelera con la especulación inmobiliaria y la necesidad, por cuestiones de salubridad, de trasladar estos talleres a la periferia de la ciudad.

En este contexto, Alfonso Alberdi, vecino de Triana, fallecido en 2015, nos relata a través de un vídeo grabado por el ayuntamiento de Gines, donde vivía y tenía el taller, la historia de su vida alfarera ligada al río Guadalquivir, a la calle Betis, a la fábrica de Montalván y al flamenco que como él indica “no lo tuvo que aprender ya que estaba en todas partes”, como así ocurría con la alfarería.

Alfonso Alberdi se inició en el taller que mi padre Guillermo Moreno montó con mucha dificultad, junto a Emilio Ojeda, en un edificio alquilado en el cortijo Cartuja-Pickman (donde hoy está la torre Pelli), durante los años de 1948 a 1954 y allí siendo todos muy jóvenes, aprendió a modelar el barro de la mano de Emilio Ojeda y el manejo de los pigmentos de Guillermo Moreno que también le enseñaría a decorarlos con los motivos propios de Triana y el estilo de Montalván. Con estos antecedentes, es mi obligación contar estas pequeñas historias de unos artistas que por su humildad quedan silenciados con el paso del tiempo. Además, hay una razón más importante y es que como dice el propio Alfonso “Triana es el arte personificado”.

Ana María Moreno

Vídeo: Gines TV. Historia.

Share This